Este proyecto tiene como objetivos proporcionar los niños y niñas, durante el período vacacional, la oportunidad de disfrutar de su ocio y tiempo libre, con actividades lúdico-educativas que fomenten el desarrollo de hábitos de diversión creativos.

Los usuarios de las escuelas de verano, son niñas y niños con edades comprendidas entre 3 e 12 años y serán atendidos por personal que está formado y calificado para cada uno de los eventos y actividades que llevamos a cabo. Con una disposición activa, creativa y con altas dosis de cariño hacia los niños, presentan la mejor aptitud y habilidades pedagógicas. Para la realización de todas estas actividades en las mejores condiciones, el equipo debe estar formado por un ratio de 1 monitor cada 10 participantes y por un coordinador de la actividad.